Ya han pasado meses desde que en México se decidió que regresarían las clases presenciales. Esto ayudó a que los niños tuvieran un óptimo desarrollo en su educación, ya que, según la UNICEF, ayuda a su socialización, a un mayor control en su dieta e incluso a aumentar su protección y cuidado.

Incluso, esto ha sido del agrado de los estudiantes, ya que pudieron de nuevo ver a sus amigos, jugar y platicar con otros de sus compañeros. No obstante, el gobierno mexicano recientemente anunció que se quitaría el uso de cubrebocas como obligatorio.

La razón que se da es que ya no hay tantos contagios ni hospitalizaciones como antes, gracias a la vacunación. Esto preocupó mucho a padres de familia al punto de ya no querer enviar a sus hijos a la escuela. Para que te quedes tranquilo enviando a tus niños a estudiar, te contamos cómo hacer que ellos continúen con las medidas de prevención.

 

Tener buena higiene

Al llegar de casa a la escuela, o viceversa; antes y después de comer; así como al hacer actividades que impliquen el uso de sus manos, es importante que se las laven con jabón y abundante agua. Si no hay alcance al momento, entonces es importante usar un desinfectante que no sea abrasivo para ellos.

En los niños esto es muy importante, sobre todo los más pequeños, ya que suelen tocarse la cara, los ojos o chuparse los dedos, lo que los hace mucho más propensos a contraer la enfermedad.

 

Usar el cubrebocas en el salón de clases

Se recomienda que un bebé o un niño muy pequeño no use el cubrebocas, ya que pueden causarles complicaciones respiratorias o incluso pueden contagiarlo mediante el tacto al quitarle el cubrebocas. No obstante, aquellos que se encuentran en edad escolar, sí pueden hacer uso de él.

Si bien ya no es obligatorio usarlo, se recomienda su uso en espacios cerrados como el salón de clases. Recordemos que el COVID-19 se propaga más fácil en espacios cerrados, sobre todo si hay restos de saliva u otros fluidos corporales.

 

Tener un esquema de vacunación completo

Aunque México particularmente se rehusó por mucho tiempo a vacunar menores de 15 años, ya se está en planes de vacunarlos. Te recomendamos que en cuanto sea posible vacunes a tus hijos para hacer su sistema inmunológico más fuerte contra el virus. No descartes que por no ser tan propensos a infecciones graves no pueden contagiarte a ti o a personas vulnerables.

 

Detectar síntomas y usar pruebas rápidas

Debes estar atento ante cualquier señal de que tenga COVID-19, por ejemplo, si tiene dolor de garganta, dolor de cabeza, fatiga o, aunque ya es menos común, fiebre alta.

Si notas  cualquiera de estos síntomas, lo mejor es llevarlo con un profesional de la salud para hacerle una prueba rápida apta para ellos, por ejemplo la nasal, para tener un diagnóstico oportuno.

 

Fuentes: 

Redacción Médica

https://www.redaccionmedica.com/recursos-salud/faqs-covid19/precauciones-para-evitar-contagio-covid-entre-ninos  

Unicef

https://www.unicef.org/mexico/historias/el-regreso-presencial-clases

Kidshealth

https://kidshealth.org/es/parents/coronavirus-young-kids.html